Previous ArticleEl rol del dinero en efectivo después de la COVID-19Next ArticlePor qué los pagos de la nueva generación son clave para llevar la banca abierta al siguiente nivel

¿Serán los métodos de pago una forma que la gente use para rastrear sus gastos con más precisión?

Como descubrimos cuando preguntamos a los consumidores[1], el COVID-19 y las medidas de distanciamiento social que muchos países han adoptado para combatir el virus han influido en cuándo, dónde y, lo que es más importante, cómo gastan el dinero. El cambio al eCommerce es una consecuencia clara y potencialmente nada sorprendente; muchas personas (42%) están comprando en línea con mayor frecuencia y un porcentaje significativo (18%) de los consumidores han comprado en línea por primera vez desde la pandemia del COVID-19, lo que a su vez está afectando a las formas de pago que utilizan. Pero hay otras razones por las que los hábitos están cambiando.

La posible consecuencia económica del COVID-19

Otra consecuencia fácilmente identificable del COVID-19 es el impacto económico que está teniendo en muchas personas. El desempleo, la falta de trabajo independiente disponible, los salarios reducidos y las horas reducidas están afectando significativamente a las circunstancias financieras de muchos consumidores a medida que los negocios de todo el mundo combaten los efectos negativos del COVID-19 en sus operaciones.

Con menos ingresos disponibles, muchos reducirán inevitablemente la cantidad total de dinero que gastan. Pero, ¿podría afectar también la forma en que eligen gastar el dinero? Dado que algunas formas de pago son más fáciles que otras para controlar los gastos, ¿se convierte este diferenciador en clave para los consumidores?

Los negocios ya han notado un cambio en la forma en que las personas gastan

Los negocios creen que la respuesta es sí. En septiembre encuestamos a 1100 negocios en línea en el Reino Unido, E.U.A., Canadá, Italia, Bulgaria, Alemania y Austria sobre el impacto que el COVID-19 estaba teniendo en sus negocios, y tenían claro que la pandemia está marcando una diferencia en la forma en que los consumidores realizan los pagos.

Tres cuartas partes de los negocios nos indicaron que han identificado un cambio en el comportamiento del consumidor en su pago en línea desde el comienzo de la pandemia. De estos cambios, un mayor uso de las carteras digitales es el cambio en las formas de pago que ha sido identificado por el mayor porcentaje de negocios (40%). Pero otras formas de pago alternativas, como eCash (identificado por el 26% de los negocios) también están ganando popularidad, lo que ya se ha mencionado en otro artículo del Blog de Paysafecash aquí.

Cuando se les preguntó por qué creen que se están produciendo estos cambios, la razón identificada por el mayor porcentaje (40%) de los negocios es querer una forma de pago más segura debido a preocupaciones de fraude, y el impacto económico del COVID-19 puede ser una de las razones, con los consumidores que se preocupan cada vez más por afrontar la situación financiera en caso de no poder recuperar los fondos. Pero, casualmente, la tercera razón más popular (37%) es que los negocios piensan que los consumidores están utilizando formas de pago para rastrear sus gastos con mayor precisión.

Esto no es necesariamente un fenómeno nuevo. Hemos visto el aumento de los bancos digitales en los últimos seis años, y una de las principales ventajas de estos servicios financieros es la capacidad de mantener una mejor visión de cómo y cuándo se gasta el dinero. Pero como muchas otras tendencias, el COVID-19 puede haber acelerado a la gente a desear más control sobre los detalles específicos de sus hábitos de gasto.

Los pagos como una evaluación del comportamiento de los gastos 

Entonces, ¿cómo se ajustan los pagos alternativos a este objetivo del consumidor? Limitar los gastos alejándose de las tarjetas bancarias y especialmente de las tarjetas de crédito es una forma. Detallar las compras más claramente según una cartera digital es otra. Las formas de prepago (es decir, una fuente de fondos cargable donde no se puede exceder una cantidad acreditada, como por ejemplo, paysafecard), que le impiden gastar en exceso o realizar un presupuesto a través de una cartera digital es otra.

En este caso, un consumidor puede realizar su propio presupuesto, por ejemplo, 100£ al mes para gastar en comida para llevar; si solo utilizan su forma de pago prepago para pagar por comida para llevar y solo cargan 100£ al comienzo de cada mes, no excederán el límite que se hayan fijado.

Otro ejemplo sería el uso de un producto eCash como una forma de "dinero de bolsillo" o de control de gastos entre padres e hijos. Todos hemos oído historias de padres que dan a sus hijos acceso a los detalles de sus tarjetas de crédito a través de juegos que ofrecen compras basadas en aplicaciones, y que el hijo acumula enormes facturas. Al cargar dinero en efectivo en una tarjeta de prepago, o al darle al hijo dinero en efectivo que él mismo pueda cargar en una tarjeta de prepago, los padres pueden estar seguros de que el hijo no gastará de más, de forma intencional o accidental, cuando juegue. 

En el futuro

En general, el impacto del COVID-19 seguirá afectando el gasto de los consumidores en el futuro previsible y potencialmente de forma permanente. Los consumidores nos han dicho que planean gastar más dinero en línea incluso cuando el COVID-19 ya no sea un factor en sus vidas, y que el criterio que utilizan para decidir las formas de pago ha cambiado. Para los negocios, la ampliación de las opciones disponibles en su pago en línea para retener y adquirir nuevos clientes no hará más que crecer en importancia.

¿Ya ha considerado la implementación de nuevas opciones de pago pero se pregunta cuál y cómo? Comparta su opinión con nosotros y permítanos encontrar la mejor solución para su negocio.

[1] https://www.paysafe.com/en/blog/how-covid-19-is-impacting-consumer-payment-preferences/

Articulos recomendados

Cómo mantener nuevos clientes en línea después de la COVID-19

Aug 26, 2020 - Los negocios en línea se centran en retener al 18% de los consumidores que han gastado dinero por primera vez durante la COVID-19. Es vital abordar las preocupaciones de estos clientes con respecto a los pagos con tarjeta en línea ofreciendo alternativas.

Leer más

Los negocios en línea se centran en retener al 18% de los consumidores que han gastado dinero por primera vez durante la COVID-19. Es vital abordar las preocupaciones de estos clientes con respecto a los pagos con tarjeta en línea ofreciendo alternativas.

Leer más

¿Qué pasará con el dinero en efectivo tras el COVID-19?

May 14, 2020 - El dinero en efectivo tiene todavía un papel significativo en el ecosistema de pagos, pero teniendo en cuenta que los consumidores dependen cada vez más del comercio electrónico con el surgimiento del COVID-19, ¿cambiará su relación con el dinero en efectivo? Y si es así, ¿de qué manera?

Leer más

El dinero en efectivo tiene todavía un papel significativo en el ecosistema de pagos, pero teniendo en cuenta que los consumidores dependen cada vez más del comercio electrónico con el surgimiento del COVID-19, ¿cambiará su relación con el dinero en efectivo? Y si es así, ¿de qué manera?

Leer más

COVID-19: se lo ponemos fácil a las personas que utilizan dinero en efectivo en ...

Apr 06, 2020 - A medida que el mundo sigue ajustándose a una "nueva normalidad" temporal, el impacto social del COVID-19 está empezando a tener un efecto significativo en el comportamiento diario, especialmente en los países en los que los gobiernos han impuesto las medidas de distanciación social más severas. Aproximadamente un cuarto de la población global está sufriendo alguna forma de limitación en su actividad desde el momento en que el Primer Ministro de la India Narendra Modi anunció que habría restricciones de movimiento en el país durante 21 días. Este porcentaje incluso podría aumentar en las próximas semanas.

Leer más

A medida que el mundo sigue ajustándose a una "nueva normalidad" temporal, el impacto social del COVID-19 está empezando a tener un efecto significativo en el comportamiento diario, especialmente en los países en los que los gobiernos han impuesto las medidas de distanciación social más severas. Aproximadamente un cuarto de la población global está sufriendo alguna forma de limitación en su actividad desde el momento en que el Primer Ministro de la India Narendra Modi anunció que habría restricciones de movimiento en el país durante 21 días. Este porcentaje incluso podría aumentar en las próximas semanas.

Leer más