Previous Article¿El 2021 es el año de la adopción masiva de los bancos retadores en Europa?Next ArticleCómo mantener nuevos clientes en línea después de la COVID-19

Por qué los pagos en efectivo siguen siendo populares en todo el mundo: un estudio de caso de tres países

Ya compre en línea o en su tienda local, existen muchas maneras de pagar. Ya compre en línea o en su tienda local, existen muchas maneras de pagar. Pero aunque los clientes se hayan acostumbrado a esta gran cantidad de opciones de pago (y la mayoría no completará una transacción[1] si su método preferido no está disponible) parece que ninguno de nosotros está preparado para renunciar definitivamente al dinero en efectivo.

Esto es cierto independientemente de lo seguros, cómodos o ampliamente aceptados que sean los pagos sin efectivo. De hecho, un estudio reciente reveló que, en los países en los que los pagos sin efectivo son comunes, es más probable que la gente se oponga a dejar de utilizar dinero en efectivo por completo.

Entonces, ¿cuál es el secreto de la popularidad que mantiene el dinero en efectivo frente a la creciente competencia de las alternativas digitales?

Hemos analizado la actitud de los clientes respecto a los pagos en Perú, EE. UU. y Alemania para averiguar cómo se adapta el efectivo a su panorama de pagos local.

Pagos en efectivo en Perú: cerrando la brecha de la inclusión financiera

Los pagos en efectivo siguen siendo el método de pago preferido por muchos en América Latina, y sigue representando más de la mitad de las transacciones en persona. Otros productos financieros y las tecnologías financieras están ganando aceptación, pero para muchos el dinero en efectivo es el único instrumento a su disposición. Tomemos como ejemplo a Perú.

Aunque la inclusión financiera es una prioridad creciente en Perú, aún queda camino por recorrer. Solo el 44% de los adultos peruanos tenía al menos un producto financiero al momento del brote de la COVID-19, de los cuales la mayoría (el 42%) poseía una cuenta de ahorro. La aceptación de las tarjetas bancarias es aún más baja, ya que solo el 3% de los consumidores poseía una tarjeta de crédito a principios de 2020.

Y el cambio al comercio electrónico está creciendo más rápido que la aceptación de los servicios financieros. Una de las razones para ello, además de la tendencia global a la digitalización que se acelera debido a la pandemia, es que la aceptación de los teléfonos inteligentes está superando la inclusión financiera. Y esto no solo ocurre con las personas que ya tienen cuentas bancarias, de hecho en América Latina la aceptación de los teléfonos inteligentes ha crecido más rápido entre los que actualmente no tienen una tarjeta de crédito que entre los que sí la tienen. En general, solo la mitad de los consumidores que poseen un teléfono inteligente también poseen una tarjeta de crédito.

Y no es solo la falta de acceso a las tarjetas de crédito y débito lo que está afectando la manera en que los consumidores pagan en línea. A menudo, los peruanos prefieren utilizar carteras digitales o aplicaciones bancarias porque no confían en que sus datos financieros permanecerán a salvo con los pagos con tarjeta, simplemente están más familiarizados con ese tipo de método de pago, o han tenido una experiencia negativa con los rechazos de las tarjetas. Y también quieren recargar sus carteras digitales sin utilizar los pagos con tarjeta, siendo las transferencias bancarias directas uno de los métodos más populares, así como eCash.

En muchos casos, la preferencia por el dinero en efectivo no está obstaculizando el crecimiento de los pagos en línea, sino que lo está reforzando. En América Latina, muchas de las soluciones de pago en línea preferidas son las que facilitan el gasto de efectivo en línea.

Pago de sus gastos en EE. UU.

Según nuestros últimos datos de Perdido en las transacciones, las tarjetas son el método de pago en línea favorito de los estadounidenses.

De manera similar, el 38% de los pagos en los puntos de venta de EE. UU. se realiza con tarjeta de crédito y el segundo método más popular es la tarjeta de débito. Pero aunque las tarjetas sean ampliamente aceptadas y relativamente fáciles de obtener, esto no parece perjudicar la popularidad del dinero en efectivo. A pesar de la proliferación de alternativas digitales como Venmo y Walmart Pay, el dinero en efectivo sigue siendo el tercer método de pago más popular para pagar en EE. UU.

Nuestra investigación sugiere que una de las principales razones para ello es que EE. UU. todavía está relativamente atrasado en lo que respecta a la aceptación de la tecnología sin contacto.

En los países en los que se ha popularizado la tecnología sin contacto, ésta ha sustituido al dinero en efectivo como método de pago preferido para las transacciones de bajo valor. En 2020, un tercio de los estadounidenses aún no había probado la tecnología sin contacto por primera vez. Una vez que estos consumidores se sientan cómodos con la nueva tecnología, es probable que sigan sus pasos.

Dicho esto, es poco probable que el dinero en efectivo desaparezca por completo de EE. UU. a corto plazo, por dos razones.

En primer lugar, aunque la mayoría de los estadounidenses pueden acceder fácilmente a los servicios bancarios, todavía hay un número significativo de personas que no tiene acceso o tiene acceso limitado a los servicios bancarios. En 2020, el 95% de los hogares estadounidenses tenía acceso a al menos una cuenta bancaria. Pero eso deja a 7,1 millones que solo pueden participar en la economía si pagan en efectivo. En general, 63 millones de estadounidenses siguen sin tener acceso o tienen acceso limitado a los servicios bancarios.

En segundo lugar, nueve de cada diez estadounidenses piensan que la privacidad es un derecho humano. Y muchos creen que dejar de utilizar dinero en efectivo por completo sería perjudicial para ello. Por ello, existe un creciente rechazo, con varios estados que prohíben las tiendas que no acepten pagos en efectivo.

En contra de la tendencia: La larga historia de amor de Alemania con el dinero en efectivo

Entre las naciones desarrolladas, Alemania es un caso atípico en lo que respecta a los pagos.

Los clientes alemanes son más propensos a utilizar dinero en efectivo que tarjetas de crédito, incluso para grandes compras. Y aunque los clientes de los países en los que prevalece el dinero en efectivo suelen ver como algo positivo el paso a una sociedad sin dinero en efectivo, los alemanes opinan lo contrario: el 30% está en contra de una sociedad que prescinda del dinero en efectivo.

La afinidad de los alemanes por el dinero en efectivo forma parte del ADN nacional. El historiador Robert Muschalla señala que crisis financieras como el pánico de 1873 y la hiperinflación en la década de 1920 han llevado a la creencia generalizada de que es mejor guardar dinero en su formato más tangible (billetes y monedas) que en formatos intangibles como tarjetas, acciones y participaciones.

Por ello, es común que los comerciantes solo acepten dinero en efectivo. Y cuando los alemanes hablan de pagos con tarjeta, se refieren invariablemente a tarjetas de débito, no de crédito.

Pero los alemanes también prefieren el dinero en efectivo por otras razones.

Según un estudio, ellos valoran la privacidad más que los estadounidenses.

Y lo que es más importante, aunque el fraude es poco común ( probablemente porque los pagos con tarjeta son poco frecuentes), las víctimas tienen menos probabilidades de recuperar su dinero que sus homólogos estadounidenses. Por eso, el 49% de los alemanes piensa que el pago con factura es más seguro que el pago con tarjeta en línea.

La pandemia de la COVID-19 ha provocado que, por primera vez, se desaconseje a los alemanes pagar en efectivo. Dicho esto, los viejos hábitos son difíciles de cambiar. Especialmente si esos hábitos son una parte centenaria de la conciencia nacional. Lo que significa que es muy poco probable que los alemanes dejen de utilizar dinero en efectivo a corto plazo.

No importa lo diferentes que sean nuestras circunstancias, todos tenemos en común el dinero en efectivo

Tarjeta de crédito. Tarjeta de débito. Sin contacto. Cartera digital. Pagos móviles. Pagos entre pares. Criptomonedas.

Existe una lista cada vez mayor de métodos de pago alternativos y todos prometen ser más rápidos, cómodos y seguros que el dinero en efectivo. Pero aunque estos nuevos métodos pueden estar a la altura de sus afirmaciones a largo plazo, parece poco probable que renunciemos definitivamente al dinero en efectivo.

Independientemente de que se trate de billetes y monedas físicos o de formatos digitales como el eCash, el dinero en efectivo satisface las necesidades de los clientes que otros métodos de pago no pueden satisfacer.

Y, a veces, el método de pago más rápido, cómodo y seguro no es la última tecnología digital. Es el método probado y comprobado que siempre hemos conocido.

 

[1] www.paysafecash.com/fileadmin/1_Sitemap/footer/business/downloads/Lost_in_Transaction_Consumer_Payment_trends_2021.pdf

Articulos recomendados

Las cosas van bien cuando se hacen bien: por qué eCash es la solución a los prob...

Feb 09, 2022 - La inclusión financiera se ha convertido en el objetivo estrella que muchas empresas intentan apoyar. En el Podcast de líderes en pagos, Jan Marc Kuelper, VP eCash USA en Paysafe, y Jean-François Brissot, Jefe de Producto en RentMoola, hablan con su anfitrión Greg Myers sobre qué significa impulsar la inclusión financiera en la industria de los alquileres y cómo eCash puede simplificar el proceso.

Leer más

La inclusión financiera se ha convertido en el objetivo estrella que muchas empresas intentan apoyar. En el Podcast de líderes en pagos, Jan Marc Kuelper, VP eCash USA en Paysafe, y Jean-François Brissot, Jefe de Producto en RentMoola, hablan con su anfitrión Greg Myers sobre qué significa impulsar la inclusión financiera en la industria de los alquileres y cómo eCash puede simplificar el proceso.

Leer más

Por qué abordar la inclusión financiera será clave para la recuperación de Estad...

Mar 23, 2021 - El impacto económico de la pandemia ha golpeado duramente a muchos consumidores y negocios estadounidenses, y algunos de los más afectados son los que no tienen acceso a los servicios bancarios y sus comunidades. Abordar los problemas de la inclusión financiera debe ser una prioridad en la recuperación posterior a la COVID-19.

  • Jan Marc Kuelper, SVP, Enterprise Sales, North America, Paysafe
Leer más

El impacto económico de la pandemia ha golpeado duramente a muchos consumidores y negocios estadounidenses, y algunos de los más afectados son los que no tienen acceso a los servicios bancarios y sus comunidades. Abordar los problemas de la inclusión financiera debe ser una prioridad en la recuperación posterior a la COVID-19.

Leer más

Cómo pueden ayudar los pagos con eCash a los prestatarios de Estados Unidos a re...

Jun 21, 2022 - Préstamos a estudiantes. Préstamos para coches. Préstamos para viviendas... Recién salidos de una pandemia global y con una inflación a niveles históricos, cada vez es más difícil para el ciudadano americano medio mantenerse con su lista creciente de obligaciones financieras.

  • Jan Marc Kuelper, SVP, Enterprise Sales, North America, Paysafe
Leer más

Préstamos a estudiantes. Préstamos para coches. Préstamos para viviendas... Recién salidos de una pandemia global y con una inflación a niveles históricos, cada vez es más difícil para el ciudadano americano medio mantenerse con su lista creciente de obligaciones financieras.

Leer más