Previous ArticleOfrecer más opciones de pago en el proceso de compra es imprescindible. Esta es la razón.Next ArticlePor qué Gen Z es la clave de la neobanca

El papel del dinero en efectivo en los pagos estatales

Durante los últimos dos años hemos visto una rápida digitalización de los consumidores y de los negocios que se ha visto impulsada (sin ser una consecuencia exclusiva) por la pandemia del COVID-19. Y a medida que miramos hacia el futuro esta tendencia tan solo va a continuar.

Y como ya hemos discutido en artículos anteriores, hay razones por las que la digitalización debe tratarse del modo adecuado. Claramente una de las más significativas es la exclusión financiera: a medida que el mundo se digitaliza, hay un riesgo de que no todo el mundo sea capaz de mantener su acceso a los servicios. Esto es especialmente relevante en los servicios esenciales como las iniciativas del gobierno que requieren registros o pagos digitales.

La inclusión financiera todavía es un problema a nivel federal y local

El debate acerca de cómo combatir la exclusión financiera global se centra normalmente en el mundo desarrollado. Y pese a que es verdad que existe una mayor población sin plenos servicios bancarios en las economías en desarrollo, la exclusión financiera continua siendo una preocupación importante en los países más avanzados.

Por ejemplo, observemos EE.UU. Según la investigación, solo el 78% de los adultos de Estados Unidos tiene un acceso pleno a los servicios bancarios. Los 63 millones de americanos que no tienen un acceso igualitario a los productos y servicios financieros, y para entre el 6% y hasta el 10% de los adultos de Estados Unidos, esto incluye incluso no tener una cuenta bancaria.

Para los gobiernos esto es un problema. Y otro que ha empeorado y se ha detectado a causa del COVID-19. Las consecuencias financieras y sociales de la pandemia, como los cierres y el paso a los servicios digitales, ha tenido un efecto desproporcionadamente grave en los que no tenían acceso a los bancos o tenían un acceso limitado a ellos, y esto ya es un porcentaje menos aventajado de la sociedad (según los estudios, solo un 3% de los adultos de EE.UU que gana más de 40.000$ al año no dispone de un banco, comparado con el 14% que gana menos de 40.000$). Así que la brecha socioeconómica entre los más ricos y los más pobres en la sociedad está creciendo, y esto solo aumentará a medida que el camino hasta la economía digital continúa.

Jan Marc Kuelper 

VP eCash USA, Paysafe

Las consecuencias financieras y sociales de la pandemia, como los cierres y el paso a los servicios digitales, ha tenido un efecto desproporcionadamente grave en los que no tenían acceso a los bancos o tenían un acceso limitado a ellos, y esto ya es un porcentaje menos aventajado de la sociedad.

Y hay una razón más directa por la que los gobiernos deberían tomar una acción positiva para combatir la exclusión financiera también. Además de no poder participar en cada vez más ámbitos de la sociedad, los ciudadanos sin banco o con acceso limitado a los servicios bancarios tienen mayores retos para realizar y recibir pagos del gobierno. Hemos visto que esto es un problema ya durante la pandemia; los ciudadanos sin banco de EE.UU han tenido que esperar más tiempo para recibir el cheque de estímulo emitido por el gobierno (en los casos en los que tenían opción a recibirlo), lo que significa que algunos de los miembros más vulnerables de la sociedad fueron empujados todavía más a los márgenes y a situaciones más precarias por carecer de cuenta bancaria.

Pero, por supuesto, es en la recepción de pagos donde los gobiernos tienen más posibilidades de interactuar con los ciudadanos. Esto, obviamente, incluye pagar impuestos, pero también otros pagos como multas, servicios básicos, penalizaciones, permisos y otros costes empresariales para los que son autónomos. Si los ciudadanos sin banca y los que confían en los pagos en efectivo quedan excluidos de la realización de estos pagos a causa de la digitalización de los servicios del gobierno, las consecuencias serán dramáticas.

La necesidad de integrar eCash

Entonces, ¿qué se puede hacer al respecto? La estrategia a largo plazo puede ser promover la inclusión financiera a través de iniciativas como las comisiones reducidas para los servicios bancarios y apoyar a todos los ciudadanos para que tengan tantas opciones disponibles como sea posible a través del acceso a todos los métodos de pago. Pero a corto plazo debe ser dejar que los consumidores de efectivo tengan las mismas instalaciones abiertas para ellos como el resto de los ciudadanos al permitir los pagos en efectivo cómodos y seguros en sus pagos en línea.

Las soluciones de eCash cierran la brecha entre los que confían más o prefieren los pagos en efectivo y el mundo digital. El consumidor empieza la transacción en línea a través de la experiencia de compra en línea, pero luego completa la transacción en efectivo en el lugar de pago local que mejor le venga. Esto significa que los clientes que pagan exclusivamente en efectivo siguen estando a un nivel equiparable a los que pagan mediante un método de pago compatible con la cuenta bancaria.

Las preferencias de pago de los consumidores van más allá de la inclusión financiera

Y no son solo los clientes sin banco que están contribuyendo a una diversificación en las preferencias de métodos de pago en línea. Según una investigación llevada a cabo en 2021, el 86% de los clientes ha cambiado su comportamiento a la hora de llevar a cabo pagos en línea durante la pandemia y el 59% ha probado al menos un nuevo método de pago en línea por primera vez desde el inicio de 2020.

Hay varios motivos por los que los consumidores en general se están apartando de las tarjetas de crédito y débito, incluyendo no tener banco, pero también porque no se sienten cómodos al compartir su información financiera en línea.

Los negocios se han dado cuenta de este cambio en la demanda de los consumidores y están actuando en consecuencia. Dos tercios (65%) de los 900 negocios en línea encuestados en septiembre de 2021 añadió que el COVID-19 ha cambiado las preferencias de pago de los consumidores y el 61% ha acelerado sus planes para actualizar su experiencia de pago a causa de esto.

Los pagos del gobierno han reflejado este cambio hasta cierto punto. Por ejemplo, ahora se puede hacer algunos pagos al gobierno de EE.UU, como multas y penalizaciones, utilizando métodos de pago alternativos como las carteras digitales. Pero el alcance de los métodos de pago alternativos podría y debería ser mucho más amplio.

En Estados Unidos, el 54% de los negocios en línea dijeron que o bien permiten ya a los clientes pagar en línea mediante eCash o que planean habilitarlo en su pago digital dentro de los próximos 12 meses y el 59% de los negocios que ofrecen esta solución dijeron que el porcentaje de ventas que tiene lugar en su pago en línea mediante eCash ha aumentado. Los gobiernos deben considerar si les conviene seguir con esto.

Próximos pasos hacia la digitalización

Si examinamos los próximos años esperamos ver que el cambio hacia los servicios digitales siga impulsándose. Pero hay una amenaza real que esto está creando en EE.UU una sociedad de dos capas en la que un significativo porcentaje de gente vulnerable se queda atrás y no puede acceder a los bienes y servicios de mañana.

Los gobiernos deberían preocuparse por ello y, en consecuencia, adoptar una actitud firme y dar ejemplo. Facilitar a los consumidores de efectivo y, particularmente, a los consumidores excluidos financieramente el acceso a los servicios digitales del mismo modo es crítico para conseguir una sociedad éticamente sostenible que prime la digitalización.

Articulos recomendados

¿Las mujeres están más excluidas financieramente que los hombres?

Mar 04, 2021 - La inclusión financiera es una prioridad en todo el mundo, pero en muchas regiones la brecha entre el porcentaje de hombres y mujeres que están financieramente excluidos es cada vez mayor. Entonces, ¿qué se puede hacer para cerrar la brecha?

  • Louise Clements, Chief Marketing Officer Paysafe
Leer más

La inclusión financiera es una prioridad en todo el mundo, pero en muchas regiones la brecha entre el porcentaje de hombres y mujeres que están financieramente excluidos es cada vez mayor. Entonces, ¿qué se puede hacer para cerrar la brecha?

Leer más

¿Cómo pueden volverse más inclusivos los proveedores de servicios financieros?

Jul 28, 2022 - Tanto para los tecnólogos de la banca como para los usuarios, una excelente experiencia del cliente es, cada vez más, sinónimo de digitalización. Pero un sistema financiero realmente inclusivo debería ser accesible para todos, incluyendo para aquellos que utilizan el dinero en efectivo de forma predominante.

  • Robert Albrecht, Head of Paysafecash
Leer más

Tanto para los tecnólogos de la banca como para los usuarios, una excelente experiencia del cliente es, cada vez más, sinónimo de digitalización. Pero un sistema financiero realmente inclusivo debería ser accesible para todos, incluyendo para aquellos que utilizan el dinero en efectivo de forma predominante.

Leer más

Por qué abordar la inclusión financiera será clave para la recuperación de Estad...

Mar 23, 2021 - El impacto económico de la pandemia ha golpeado duramente a muchos consumidores y negocios estadounidenses, y algunos de los más afectados son los que no tienen acceso a los servicios bancarios y sus comunidades. Abordar los problemas de la inclusión financiera debe ser una prioridad en la recuperación posterior a la COVID-19.

  • Jan Marc Kuelper, SVP, Enterprise Sales, North America, Paysafe
Leer más

El impacto económico de la pandemia ha golpeado duramente a muchos consumidores y negocios estadounidenses, y algunos de los más afectados son los que no tienen acceso a los servicios bancarios y sus comunidades. Abordar los problemas de la inclusión financiera debe ser una prioridad en la recuperación posterior a la COVID-19.

Leer más